La marca: tu puerta de entrada al mercado

Marca y EmprendedoresLa marca es tu puerta de entrada al mercado. Una de las necesidades más importantes de todo proyecto emprendedor es acertar con la palabra que supondrá nuestro reconocimiento en el mercado: la marca.

Hoy la marca nos lleva sin remedio al dominio de Internet, la dirección que los usuarios van a teclear o la que van a utilizar para identificar la app correspondiente.

Hoy hablamos de… marca y dominios

Por tanto, la primera regla que debemos contemplar a la hora de elegir el nombre identificativo del proyecto es comprobar que esté libre en la lista de cientos de millones de dominios de Internet. Basta con entrar en sitios como who.is y comprobarlo gratuitamente. Pero también es preciso verificar los dominios nacionales, en el caso del punto es lo haremos www.nic.es.

¿Conviene registrar varias extensiones de dominio?

Marca y EmprendedoresSería necesario que el emprendedor registre la extensión .com y el correspondiente al país o países donde se piensa operar. Aunque conviene además registrar el .net y todos aquellos que podamos costear. Si el proyecto triunfa y es conocido tenemos un 100% de posibilidades de que las extensiones libres sean ocupadas e incluso utilizadas de una manera que nos perjudique.

¿Es necesario registrar todas las extensiones?

Sería imposible: el ICANN (Internet Corporation for Assigned Names and Numbers) ha liberado la restricción de extensiones y existen ahora decenas a la venta, que en su mayoría acabarán en fracaso por no ser utilizadas más que por los especuladores de dominios.

Dependerá de Google y del uso que se haga de los dominios correspondientes que muchas de esas extensiones acaben siendo borradas o no.

Pero no solo debemos fijarnos en si tal dominio está libre. Puede que lo esté y utilizando el nombre estemos infringiendo derechos de marca.

En este caso podremos encontrarnos con reclamaciones o procedimientos para arrebatarnos el dominio, que recordemos nunca es de nuestra propiedad: es más parecido a la figura del alquiler indefinido (mientras paguemos las renovaciones anuales).

Marca y Emprendedores¿Dónde podemos comprobar la marca?

La marca se comprueba en España en la Oficina Española de Patentes y Marcas, OEMP, en su servicio de localización de marcas: http://sitadex.oepm.es/Localizador/buscarDenominacion.jsp.

No hay que  buscar solo la marca exacta, si no las variaciones parecidas o fonéticas. Y si está libre, registremos el nombre, bien directamente en su web a través de un abogado o agente registrador.

Reglas para elegir una marca/dominio

Que “esté libre” es la regla más obvia. Pero antes de eso debemos elegir el nombre que hará que el usuario objetivo nos identifique. La marca lleva asociada además ciertas pistas sobre a qué nos dedicamos o qué valores arropan el proyecto.

Marca y EmprendedoresLa tendencia actual en proyectos digitales, con base en Internet (lo que no quiere decir que se haya de descuidar lo off) es buscar nombres de fantasía, es decir, con vinculación parcial o nula a la actividad. Yendo a los tópicos: Google, Idealista o Viking serían claros ejemplos de marcas con poca asociación racional a la actividad.

El branding se ha convertido en toda una disciplina. No en vano hay empresas dedicadas a buscar nombres atractivos, “brandeables”.

Son importantes varias reglas, teniendo en cuenta su uso en Internet:

  • Fácil de recordar. Por lo tanto habrá de ser corto o sencillo de memorizar. La fórmula de vocal detrás de cada consonante no suele fallar.
  • No debe dar lugar a equívocos. Huyamos de letras como B/V, H, X/S o W.
  • Pronunciable. Con sonoridad y facilidad.
  • Sin significados negativos en otros idiomas (ni connotaciones), incluso por aproximación.
  • Amable y limpio. Volvemos a las asociaciones: no debe identificarse con nada negativo que nos perjudique en el futuro.
  • Logolizable. Puede parecer extraño pero hay marcas demasiado largas o con demasiadas consonantes que pondrán en serias dificultades al diseñador.

Después de elegir el nombre de marca, por mucho que nos agrade a nosotros, es necesario someterlo a un test con terceros para comprobar si suena bien y si es recordable.

Un nombre de fantasía puede provocar extrañeza la primera vez. Lo importante es que sea asimilable y fácilmente memorizable. No deben existir, como decíamos, percepciones negativas asociadas a un nombre similar (ahora no funcionaría un nombre parecido a “Bankia” o a “Israel”).

Ahora no solo hay que tener en cuenta el mercado off, también Internet. La elección de marca en consecuencia se ha hecho más complicada. Ya no es tan sencillo como echar mano a la lógica: Eléctrica de Cádiz, Banco de Santander, Telefónica de España…

En Internet, a pesar de lo que aseguran los domainers (vendedores de dominios), la mejor opción no es denominarnos con un genérico como “fontaneros.com”. Si que es cierto que a corto plazo nos traerá visitas, pero no nos hará diferenciarnos ni gozar de personalidad propia.

Una marca es nuestra identidad, en el futuro siempre se puede cambiar, pero costará mucho. Mejor acertar desde el principio.

David Fernández @davfernandez

CEO de Hispanomedia

Deja un comentario