Hacia una industria 4.0

industria 4.0No hay duda de que vamos hacia una industria 4.0.

Si hace unos días publicábamos un artículo centrado en cómo los países pueden convertirse en una Nación 4.0 con el foco puesto en la transformación digital, nuestro propósito hoy en realizar el mismo análisis preciso sobre cómo las empresas pueden acometer los cambios necesarios para que su industria sea 4.0 ante la llamada “Cuarta Revolución Industrial. Y todo con diferencias significativas entre todos los países del mundo.

Hoy hablamos del… cómo desarrollar una industria 4.0.

Para conocer en profundidad la hoja de ruta para desarrollar esta industria 4.0, en Emprende con Recursos hemos seleccionado un documento publicado hace unas semanas en strategy-business.com por R. Geissbauer, J. Vedse y S. Schrauf y que se plantea como una guía estratégica para este cometido.

El término industria 4.0 se refiere a la combinación de múltiples innovaciones en tecnología digital que permiten transformar los sectores energéticos y manufactureros.

Estas tecnologías incluyen: robótica avanzada, sensores sofisticadas, ciencia y análisis de datos, SaaS, fabricación digital, impresión 3D, cloud computing, IoT o inteligencia artificial. Esto es la industria 4.0.

Este cambio permite lograr una nueva forma de organizar las operaciones a nivel global. Bajo la industria 4.0 los modelos, el diseño de productos y su desarrollo se encuadran en laboratorios de simulación y emplean modelos digitales de fabricación.

Según un estudio mencionado, y realizado por PwC el año pasado con más de 2.000 empresas de 26 sectores industriales diferentes (incluyendo defensa y aeroespacial, papel, logística, electrónica, etc.) el nivel de digitalización manifestado fue el siguiente (Fuente: PwC):industria 4.0

Como podemos apreciar, una industria 4.0 en sectores como el Electrónico, la Defensa, la Industria Manufacturera lideran el cambio. La Automoción es el sector que, teniendo una clara vocación de mercado de consumidores, queda algo más rezagado a nivel de transformación industrial.

Por tanto la digitalización de esta industria 4.0 se debe centrar en tres aspectos fundamentales:

  1. Digitalización completa de las operaciones de las empresas: a través de la integración vertical (jerárquica y funcional) y horizontal (vinculando a proveedores, socios y distribuidores en la cadena de valor y transfiriendo datos entre todos). Las funciones clave se centran en el inventario, en la conexión logística con distribuidores o centros de distribución, entre otras.
  2. Rediseño de productos y servicios: a través del análisis e implementación de cambios en los patrones de conducta de los usuarios vinculando la eficiencia productiva. Un ejemplo claro se encuentra en los automóviles (con su software) y en sus potenciales reparaciones futuras.
  3. Interacción con los clientes: la industria 4.0 hace la cadena de valor más adaptada, permitiendo a los usuarios participar más directamente en los modelos de negocio de forma más directa.

La globalización juega un papel esencial…

La clave estará en cómo las compañías (y países) lograrán conectar a nivel mundial sus sensores de localización y sus cadenas de valor. En la encuesta de PwC mencionada anteriormente, las compañias asiáticas (China y Japón prioritariamente) tenían expectativas superiores sobre la digitalización y los beneficios que pueden obtener en este apartado (Fuente: PwC, 2015):

industria 4.0

Se notan, aún, diferencias notorias en Europa, quizás la región que menores expectativas tiene al respecto debido al tipo de industria existente (muy vinculada a la automoción).

El camino hacia la industria 4.0

El artículo propone algunos puntos esenciales para que cualquier empresa de una industria desarrolle estas capacidades digitales que permitan abordar un cambio de esta magnitud.

  1. La necesidad de una estrategia dentro de una industria 4.o. Evaluar la madurez digital actual y comparar con la necesaria. Plantear prioridades para cubrir las carencias y las medidas a adoptar.
  2. Comenzar con proyectos pilotos: comprobar qué funciona dentro del modelo de negocio y qué debe aprender la compañía para abordar el cambio.
  3. Definir las capacidades que las empresas necesitarán: a partir de las experiencias obtenidas en el apartado anterior, es necesario clarificar los pasos necesarios para adquirir las competencias necesarias, incluyendo también la parte referida al liderazgo y al despliegue de las innovaciones a lo largo de la compañía.
  4. Analítica de datos. La parte que interrelaciona todo. Una capacidad y una sistemática diferencial en todas las compañías vinculadas a la industria 4.0. Tomar decisiones en base a información en tiempo real y que implique modificar los procesos cuando sea necesario.
  5. La organización de una empresa digital. LA gestión del talento implica adoptar una política de experimentación y prueba continua. Y para eso, la organización debe estar preparada en base a la rapidez en la implementación en el mercado de las innovaciones y novedades. La holocracia se antoja una estructura que puede apoyar esta transformación.
  6. Adoptar una perspectiva de ecosistema. Abrir la organización a todos los actores del entorno, interactuar con ellos e incorporar la información clave de forma rápida, incluidos los estándares tecnológicos, la conducta de usuario, las novedades de proveedores y distribuidores…

Una guía estratégica para que una empresa comience a adoptar una filosofía de cambio dentro de la industria en la que compite y que va desde rediseñar sus productos y procesos, a abrir la organización a colaboradores externos y preparar la organización a una cultura basada en la creatividad y la experimentación continua. Todo para competir en una industria 4.0.

Pablo Blasco Bocigas – Director de Intrendia

Hacia una industria 4.0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *