Nación 4.0: el reto de la transformación digital

ación 4.0 transformación digitalUna Nación 4.0: el reto de convertirse en un país digital. La transformación hacia una nación 4.0 ofrece beneficios tanto cuantitativos (resultados económicos) como cualitativos (bienestar). Según algunos informes, la digitalización podría implicar un incremento notable del Valor Añadido Bruto (VAB) en 2025. 

La resistencia al cambio es el factor más importante junto a los costes. Y todo ello debe redundar en una oferta adaptada al mercado, cada vez más exigentes.

Hoy hablamos de… Nación 4.0: el reto de la transformación digital

Para abordar un tema tan complejo como es convertise en una Nación 4.0, en Emprende con Recursos hemos seleccionado un completisimo informe elaborado por la consultora Roland Berger, con el patrocinio de Siemens, que lleva por título: “España 4.0: el reto de la transformación digital de la economía”.

El informe compara las oportunidades que ofrece la transformación digital con el nivel de madurez digital de las compañías. En el momento actual, en esta Nación 4.0, un reducido número de compañías en España cuentan con una estrategia digital formalizada (un 38%).

Una cuestión que hay que abordar con profundidad en cualquier país que aspire a ser una Nación 4.0. La transformación digital se presenta como el reto más importante para la competitividad de España a medio y largo plazo.

1- EL ECOSISTEMA

El informe entiende la economía como un sistema de tecnologías interconectadas, como consecuencia inevitable de los hábitos de los consumidores y las numerosas soluciones propuestas.

Las palancas y facilitadores de una nación 4.0, según Roland Berger son cuatro:

  • Información digital: captura, procesamiento y análisis de la información digital para mejorar predicciones y toma de decisiones.
  • Automatización: combinación de tecnología tradicional e inteligencia artificial para generar sistemas autónomos y organizados, reduciendo los costes operativos.
  • Conectividad: interconexión de toda la cadena de valor vía móvil o banda ancha para sincronizar cadenas logísticas, acortar plazos de entrega y ciclos de innovación.
  • Acceso digital: Internet permite a nuevos intermediarios dirigirse a los consumidores y ofrecer nuevos servicios.

Según el informe, un ejemplo de ecosistema de Nación 4.0 podría ser (Fuente: Roland Berger, 2015):Nación 4.0 transformación digitalPor ello, las claves para la transformación digital de la nación 4.0 se deben centrar en:

  1. Refuerzo del foco sobre el cliente
  2. Atención permanente a los empleados
  3. Colaboración ampliada con el ecosistema

2- NACIÓN 4.0: el caso de España

Según indicadores como Business Index (del WEF) que consolida indicadores de tecnología a nivel empresarial, España ocupa un puesto rezagado a nivel internacional, destacando únicamente por el número de patentes y aplicaciones y queda fuera de los 100 primeros en términos de formación a empleados.Nación 4.0 transformación digitalComo ya destacamos en un articulo anterior, a nivel europeo, el DESI (conectividad, capital humano, Internet, integración de tecnología digital y servicios públicos digitales), España ocupa el puesto número 15 de los 28 países miembros. Una situación de clara mejora si España aspira a ser una Nación 4.0.

3- SECTORES Y EMPRESAS

Este estudio refuerza la conclusión de que las empresas españolas dominan los usos digitales básicos pero aún existe un cierto recelo a los usos más avanzados. Algunos datos relevantes sobre el uso digital según Roland Berger:

  • Sólo el 29% realiza ventas online, aunque el 41% de las empresas tienen el ecommerce como área de inversión prioritaria en el futuro
  • Una de cada tres empresas tiene un espacio cliente personalizado.
  • Sólo la mitad de las empresas hacen seguimiento online de los usuarios.
  • Menos del 30% utilizan un API.

Si atendemos al gap de penetración digital nos encontramos que (Fuente: Roland Berger):Nación 4.0 transformación digitalHay que destacar que esta diferencia se presenta en casi todos los sectores analizados, siendo especialmente significativo en la industria o la salud, sectores fundamentales para construir una nación 4.0.

Si atendemos, particularmente, a la formación digital de los empleados (recordemos la posición retrasada del país en el índice anteriormente mencionado) el informe destaca que las competencias y conocimientos digitales requeridos son: herramientas de negocio, herramientas transversales, redes sociales colaborativas, funcionalidades de Internet, cultura digital, herramientas de vigilancia, apertura a la innovación y formación digital (ausencia de). 

Los sectores mejor posicionados son: Telecomunicaciones y Turismo; los peor posicionados: Energía, Infraestructuras. B2C frente a B2B.

Si atendemos ahora a las capacidades digitales por función y sector dentro de la estrategia de Nación 4.0 para el caso español, según Roland Berger son los siguientes:Nación 4.0 transformación digital

Las áreas de mejora, salvo para el sector de las Telecomunicaciones y el Turismo, son evidentes para el resto de sectores. Logística, Recursos Humanos y Gestión son 3 funciones que aún no están en un nivel “muy alto” en competencias digitales. Un síntoma ya detectado y mostrado en el artículo que dedicamos a las tendencias en la gestión del capital humano en la era digital.

¿Qué barreras se encuentra la Nación 4.0?

El informe de Roland Berger ha identificado varias barreras a las que se enfrenta la transformación digital en España

  1. La resistencia al cambio y el coste de transformación ocupan la primera y segunda posición (22% y 21%, respectivamente)
  2. La falta de competencias técnicas se está convirtiendo en una barrera clara para la transformación digital en España en su intento por convertirse en una nación 4. (tercera posición con un 13%). En este mismo porcentaje se encuentra la ausencia de oferta adaptada al mercado y el riesgo de seguridad.
  3. La incertidumbre jurídica y la falta de compromiso en la gestión cierran esta clasificación (6% y 5%, respectivamente)

En definitiva, una Nación 4.0 ha de tener como objetivo desarrollar modelos de negocio que consoliden el crecimiento y la prosperidad del país y, además, mejorar la eficiencia y productividad de los recursos de la nación. 

Las empresas deben adoptar ya una estrategia digital y construir una (nueva) cultura digital en torno a ella, aspecto fundamental si la resistencia al cambio es su principal barrera. La colaboración y apoyo entre tecnologías transversales puede suponer una rebaja significativa en el coste de adopción tecnológica (segunda barrera).

Si las empresas quieren poner al usuario en el centro de su negocio, tener claro los puntos de contacto y focalizar sus procesos de negocio hacia la experiencia del usuario se tornan los aspectos fundamentales para comenzar su hoja de ruta. Y todo para convertirse en una Nación 4.0.

Pablo Blasco Bocigas – Director de Intrendia

Nación 4.0: el reto de la  transformación digital

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *