El proceso para iniciar negocios online

iniciar negocios onlineNo hay ningún secreto del éxito con el que alguien pueda asegurar que siguiendo los pasos triunfe sin lugar a error.

Existen tantas variables como miembros del mercado, y algunas veces hasta la suerte, o el lugar y tiempos adecuados, influyen de manera sobresaliente en el desarrollo de un negocio.

¿Cuáles son las variables clave que debemos tener en cuenta?, ¿con la idea es suficiente?, ¿basta con poner mucha pasión en la ejecución del proyecto?

Hoy hablamos de… las fases para iniciar negocios online

Centrándonos más en el proceso de iniciar negocios online, todo está por inventar y las nuevas formas de negocio, nichos, productos y oportunidades, surgen casi cada día. Pero sí existen reglas, precisamente aprovechando las novedades, nichos, pasiones, etc, del público que pueden ser un buen inicio para un proyecto de negocio.

Lo primero es identificar un público objetivo. Pero procuremos evitar dos escenarios:

  • Que el mercado ya esté saturado, que no sea interesante a pesar de ser cuantioso.
  • Que tenga unas barreras imposibles de saltar (inversión, marca, legalidad, etc).

Aún así, si nuestro método/producto es revolucionario o disruptivo, podríamos tener alguna oportunidad de triunfar. Basta con hacer las cosas de forma diferente o variar el producto de tal forma que sea percibido con un mayor valor añadido respecto a la oferta existente.

Si el mercado aún es incipiente, nos interesa posicionarnos cuanto antes, y en ese momento debemos:

  • Crear marca
  • Intentar conocer de forma exhaustiva a nuestros potenciales clientes (cómo son, qué hacen, dónde están, cómo consumen, etc)
  • Conocer el mercado (competencia actual y futura, barreras de entrada, proveedores, logística, etc)
  • Construir una red de aliados que nos ayuden, preferiblemente mediante beneficio conjunto

iniciar negocios online

¿Y de dónde sacamos la idea?

La regla fundamental es el conocimiento del producto o servicio. Y mejor, si además sentimos pasión por lo que lo rodea, tendremos un paso ganado.

No es obligatorio conocerlo de antemano ni amarlo. Si lo desconocemos en parte siempre hay oportunidad de investigar y aprender. Pero repetimos, nos ha de gustar todo lo que rodea a ese producto o servicio, porque se nos puede hacer cuesta arriba. La pasión motiva.

Además de conocer y amar, es necesario que el negocio tenga posibilidades. Algunas ideas al respecto pueden ser:

  • Escoger productos o servicios que los usuarios puedan adquirir o contratar online sin necesidad irremediable de hacerlo físicamente.
  • Atacar sectores nuevos, en los que sea posible entrar desde casi el principio (aunque cueste más hacer mercado).
  • Entrar en sectores con necesidades específicas para los usuarios.
  • Escoger sectores en los que existan pasiones detrás, en los que los potenciales clientes tengan un alto grado de implicación: deportes, mascotas, estilos de vida.
  • Aislar productos o servicios tecnológicos, en los que siempre puede existir mayor novedad.
  • Seleccionar nichos de mercado con necesidades específicas
  • Escoger productos o servicios ya existentes, dándoles la vuelta en los valores añadidos, presentación, productos asociados, etc

El resumen de todos estos puntos es el de escoger productos (o servicios) diferentes, en sectores nuevos o rabioso crecimiento, y que exista un grado de implicación y de pasión suficientes por parte del usuario potencial. Si hay suficiente tamaño de mercado, mejor que mejor, para no tener que esperar mucho.iniciar negocios online

Conoce a tu cliente

Este es un punto fundamental. Se nos pueden ocurrir cientos de ideas al día, pero puedes ser que nos gusten a nosotros y no necesariamente al resto de la humanidad. Y podemos extrañarnos de que nadie lo haya llevado a cabo antes. Quizá nadie tiene nuestra mente privilegiada y creativa, quizá otros lo intentaron de forma errónea o quizá, simplemente, no funciona.

Por tanto antes de lanzarnos, debemos investigar el mercado, y sobre todo al cliente. Saber qué necesita (o que puede necesitar), si lo compraría, si se ajusta a sus modos de vida y de compra, y si supone demasiado esfuerzo su adquisición frente a lo ofrecido.

No olvidemos analizar la competencia, la logística (la idea puede ser genial, pero imposible de realizar) o los costes (que hagan que el producto o servicio sea demasiado caro).

Los cementerios están lleno de ideas. La diferencia que marca la línea entre el éxito y el fracaso no es la idea, es cómo se lleva a cabo.

David Fernández @davfernandez

Director de Xadra

El proceso para iniciar negocios online

Deja un comentario