¿Vamos hacia una economía de negocios freemium?

negocios fremium¿Vamos hacia una economía de negocios freemium?, ¿son sostenibles todos los modelos de negocio con estas características?,¿qué empresas están liderando estas iniciativas?

Vivimos en una economía con recursos escasos o limitados y uno de los principales es la atención y la reputación bien por el número de personas a las que podemos llegar, bien porque cualquiera de ellas «no tiene tiempo realmente para gestionar toda la información que se produce».

Hoy hablamos de… las tendencias en negocios freemium

Stewart Brand acuño una cita que hoy se torna imprescindible: «La información quiere ser libre»(gratuita). El acceso a Internet desde cualquier dispositivo parece vislumbar que vivimos una época en la que crear, generar y adquirir información no supone coste alguno para los consumidores y usuarios. Y como consecuencia, tampoco para sus productores.

negocios freemiumEntonces, ¿por qué productos y servicios queremos pagar? Si estamos dispuestos a pagar por productos tangibles hechos a medida, parece que la información (como recurso) seguirá la misma tendencia. Servicios o productos «hechos a medida» y basados en el conocimiento pueden ser muy rentables en una economía cada vez más abierta. 

Esta apertura de los mercados a través de la economía digital ha permitido acceder (vía Internet sobre todo) a multitud de consumidores y usuarios que, también, se han convertido también en productores masivos de contenidos. Y este hecho, a su vez, ha influido notablemente en que los mismos contenidos, al ser cuantiosos y «de libre acceso», tengan ya un valor próximo a cero. Por ello, es necesario mencionar que estamos navegando hacia una economía free.

Chris Anderson, autor de obras imprescindibles como «Long Tail Economy» o «Makers», desagregó los modelos que apoyaban esta nueva economía free de la siguiente forma:

  1. Dar gratis el accesorio para cobrar el producto principal (denominado «cross-subsidy») Marcas como Gillete (con sus cuchillas para afeitado) son un buen ejemplo de este modelo.
  2. Dar gratis muestras del producto para promocionar la marca o el producto a través del «boca-oído» y ganar notoriedad en el tiempo. Una acción muy vinculada al marketing operativo en empresas de perfumería y cosmética, por ejemplo.
  3. Dar gratis contenido para generar audiencia (tráfico) y cobrar a empresas que deseen anunciarse (denominado «ad-suported»). Google, Youtube en los modelos digitales y las cadenas de TV en la versión analógica son claros ejemplos de este modelo.
  4. Distribución digital. Como la música, en la que el coste de producir y distribuir una canción tiene rápidamente a cero. Algunos autores ya se están decantando por esta fórmula para promocionar el lanzamiento de sus discos. Los ebooks podrían entrar en esta categoría.
  5. Economía del Regalo («Gift Economy»). Wikipedia es su gran valedor. Blogs, sistemas de fuentes abiertas u «Open Source» y la misma economía colaborativa han hecho que esta tendencia se asiente de forma irreversible en nuestra vida cotidiana.
  6. Y hemos dejado para el final, los negocios freemium. Los negocios freemium son la interrelación entre Free y Premium. Y podría decirse que son lo contrario al modelo descrito en el punto 2. Si una empresa tiene que regalar el 1% de lo que produce para vender el 99% restante, los negocios freemium (basados en Internet principalmente) regalan el 99% del producto para generar ingresos como premium sobre el 1%.

Para entender mejor este punto, veamos el siguiente gráfico con datos de uno de los negocios freemium por excelencia: Spotify (Fuente: Statista)

Negocios Freemium

Respondamos a dos preguntas sencillas:

⇒ ¿Cuántos usuarios tiene en total Spotify?

⇒ Y de todos ellos, ¿cuántos pagan?

Lo interesante de los negocios freemium es que el usuario tiene acceso «free» a algunas funcionalidades del producto o servicio y si lo desea puede acceder a todas las funcionalidades y ventajas del servicio pagando (habitualmente una cuota mensual o anual).

El objetivo para los negocios freemium está claro: captar el mayor número de usuarios «free» y hacer que un porcentaje mínimo de ellos pasen a ser usuarios premium.

Empresas que apuesten por este modelo necesitan generar, rápidamente, una base de usuarios muy amplia y tener muy claro cuál será el porcentaje de esos usuarios que pasarán a pagar por lo que quieren. 

Otros modelos de negocio freemium conocidos que se basan en este formato son por ejemplo: Avast (antivirus), Linkedin (red social de contactos profesionales) o Dropbox (almacenamiento en la nube).Como podemos comprobar son servicios muy vinculados a la tecnología y a la prestación de servicios de forma digital. 

Hacer rentables este tipo de negocios freemium requiere llegar a un mercado masivo. Las invitaciones personales a registrarse en un negocio digital, conocidas como «member get member», son una excelente forma de llevar el «boca-oído»al mundo digital. 

A pesar de que la economía digital parece apostar claramente por el modelo «free» en cuanto a la creación de contenidos, los negocios freemium pueden tener un gran peso en aquellos usuarios digitales que quieran algo más personalizado o que quieran disfrutar de mejores servicios y productos digitales que las que ofrece el mercado masivo. El gran reto de estos negocios freemium, sin duda, está en comprobar si son rentables a largo plazo. 

Pablo Blasco Bocigas

Tendencias en economía digital y negocios freemium

2 reflexiones sobre “¿Vamos hacia una economía de negocios freemium?

  1. Álvaro Morán

    Coincido en tu planteamiento , creo que la clave está en los bajos costes de los modelos Freemium . Pero añadiría sobre Spotify que es un modelo que me parece que estará en expansión pero no por los usuarios que pagan su suscripción, màs bien por la capacidad de segmentación de clientes al hacer login whit Facebook , ya que ellos utilizan tu perfil para segmentarte por edad y así vender a los anunciantes (que creo que es la clave del negocio de Spotify ) esa posibilidad y que seguro que aporta grandes beneficios. Además, algo nuevo que he podido ver es un formato en el que por ver un anuncio seleccionado accedes a 30 minutos sin publi de tus listas. Incluso en una campaña de ING descubrí como incluían un lista de reproducción propia para sus clientes y creo que será algo que cada vez veamos más.

Deja un comentario