Las empresas de la economía colaborativa

image¿Qué es la economía colaborativa?, ¿se pueden generar modelos de negocio basados en este concepto?, ¿y obtener ingresos sostenibles en el tiempo?.

En los últimos años, la economía colaborativa ha abierto una infinitud de posibilidades para los emprendedores (no sólo sociales) que quieren potenciar una nueva forma de competir y colaborar en un mundo centrado en las personas y en sus habilidades.

Hoy hablamos de… economía colaborativa y empresas

Aunque popularmente se emplee el término de economía colaborativa, este modelo de intercambio entre pares lleva funcionando a menor escala desde hace mucho tiempo.

Es probable que haya visto este término bajo otros formatos (pensamos que más precisos) como P2P (peer to peer, en su versión inglesa o «de Persona a Persona», en su versión en español), H2H (Human to Human) o incluso C2C (Costumer to costumer, en su versión más comercial). En realidad todos estos términos hacen referencia a la misma idea.

La idea es sencilla: personas que tienen algo que otras personas necesitan. Y entre ese «algo» podemos encontrar productos físicos (ropa, música o coleccionables), servicios cotidianos (limpieza de casas y oficinas, profesores particulares, etc.) o servicios basados conocimiento (diseño de webs, marketing, proyectos de consultoría, etc), entre otros.

El modelo es simple: el cambio de paradigma ha «destapado» un nuevo perfil: el ciudadano productor, y es que cualquier persona puede producir bienes y servicios para otras sin necesidad de constituirse en sociedad jurídica ni tener estructura para ello. 

Este cambio permite que las personas que producen puedan acceder a nuevas fuentes de ingresos en su tiempo ocioso o a múltiples proyectos en su tiempo profesional o a compartir costes en servicios o a poner a disposición del público sus conocimientos.

Y a este cambio social y económico se ha sumado la tecnología, que ha posibilitado hacer los negocios escalables para un amplio número de usuarios indistintamente de su ubicación física.

La implantación es digital: y hoy queremos hablar de peers.org una web que, según su lema, «hace que la economía colaborativa trabaje para ti»

Economía colaborativa

Y su modelo se asienta en dos roles: ganar dinero prestando servicios y adquirir herramientas para simplificar la vida y ahorrar, de esta forma, un poco de tiempo.. Economía colaborativa 360º. 

Dentro de su apartado de «Find Work« el negocio colaborativo filtra bajo tres posibilidades: lo que tienes, lo que puedes y lo que te gusta. De esta forma, el usuario tiene un filtro sobre el que incorporar su actividad.

Y el listado de familias: Homesharing, Ridesharing, Carsharing, Skills and Talent, Teaching, Errands and Cleaning and Professional and Freelance… Y en una pantalla tienes un agregador completísimo en cada uno de estos campos.

La segunda opción… «Manage Work». En este apartado, aparecen los servicios que puedes compartir (y adquirir) en la economía colaborativa con descuentos específicos para esta comunidad.

Y el listado de familias: Homesharing, Insurance, Tax&Finance and Legal.

Economía colaborativa

El tercer apartado es «Get Advice», lugar en el que puedes solicitar a otros usuarios consejos para mejorar tu trabajo.

Y el cuarto… «Take action», un lugar en el que puedes comenzar campañas para potenciar la economía colaborativa en tu ciudad. Y claro, el homesharing es la estrella.

Economía colaborativa

En definitiva, un auténtico marketplace de servicios basado en economía colaborativa.

Lo que podemos extraer como ideas acerca de este nuevo concepto:

  1. Las empresas que se basen en este tipo de modelos de negocio tienen que tener claro que se debe monetizar el servicio. Que sea economía colaborativa no implica que sea a coste 0
  2. Este tipo de empresas deben tener el cometido de atraer usuarios, los negocios que estén incorporados a la plataforma serán los encargados de fidelizar.
  3. Queda mucho recorrido aún para este tipo de negocios: agregadores de servicios múltiples, servicios especializados, etc. y la tendencia de mercado va en aumento.
  4. Lo realmente importante es definir bien qué significamos para nuestros usuarios (generadores de ingresos directos, generadores de ingresos indirectos o pasivos, ahorro en costes de adquisición de un producto o servicio, etc.). 

Una verdadera oportunidad para que cualquier persona sume sus intereses, conocimiento o tiempo a una economía colaborativa que ya tiene un hueco importante en la economía mundial.

Pablo Blasco Bocigas @Pablo_BlascoB

Empresas en la economía colaborativa

Deja un comentario