Nearables, la tecnología cercana

NearablesDesde hace tiempo, y cada vez con más frecuencia, el Internet de las Cosas y la multiconectividad han marcado el compás de las innovaciones que, hoy por hoy, los grandes fabricantes de tecnología a nivel mundial se afanan por hacer llegar al mercado.

Esta es, quizá, la última frontera a cruzar, o al menos, aquella en la que muchos de esos fabricantes están centrando sus esfuerzos y el grueso de sus inversiones. Así pues, mientras que nuestra atención como consumidores está puesta completamente en los Wearables de turno, como los smartwatches, smartglasses, tejidos inteligentes, etc. Aunque otra tecnología, más cercana y aplicable, irrumpe en el mercado.

Hoy hablamos de… Nearables, la tecnología cercana.

Hay algunos sectores críticos que aseguran, con cierto grado de razón, que por el momento estos dispositivos se escapan del interés del ciudadano medio; que sus formas de uso contradicen las conductas que los compradores hemos adoptado al usar los dispositivos que esas mismas marcas nos han vendido con anterioridad; y que se trata de un producto de nicho (Deporte, salud, medicina, etc.), ya que sus características estéticas, de utilidad y de precio no aseguran el éxito comercial de ninguno de ellos, más allá de las expectativas que el nombre de los fabricantes consiga despertar en el mercado.

Por ello, ya que para muchos este es el panorama actual de los Wearables, una de las innovaciones en la que más esperanzas hemos puesto durante los últimos años, sería más que razonable que empecemos a dirigir nuestra atención hacia otra tecnología que ya ha nacido, tiene un poder disruptivo mayor a corto plazo y con ello, un potencial real para ser incorporado a nuestro día a día de manera masiva: Los NEARABLES.

Bien, entonces ¿Qué es un Nearable?. Para responder a esa pregunta y asegurarnos de que lo entendemos, primero tenemos que hacer un paréntesis para acercarnos a otro concepto tecnológico de reciente creación y que en la mayoría de los casos no está completamente claro, este concepto es el de “Beacon”.

NearablesUn Beacon es un pequeño dispositivo que emite una señal Bluetooth, cuyo rango de alcance se encuentra en torno a los 50 metros (superando ampliamente a otras tecnologías inalámbricas como la NFC (“Near Field Communication“) que se activa a 20 centímetros del dispositivo emisor). Su función principal es la de definir una localización en su rango de influencia en base a la señal Bluetooth emitida, de tal manera que un smartphone que tenga instalada la aplicación concreta detectará dicha señal e interactuará en consecuencia con la información contenida por el Beacon.

Estos pequeños dispositivos se han ido implementando principalmente para su uso en espacios comerciales concretos a lo largo de Estados Unidos, para ampliar la información de los productos o dar a conocer más efectivamente las ofertas, por empresas como Macy’s o Apple, que además ya ha asegurado que en el futuro tanto el iPad como el iPhone se podrán usar como Beacons, con el mensaje o contenido que el propio usuario configure.

Ahora sí, con esto en mente y cerrando el paréntesis podemos abordar el concepto de Nearables. Este término fue acuñado por la empresa Estimote el año pasado con el lanzamiento de su nueva generación de Beacons. Estos nuevos dispositivos eran algo más que simples emisores de señales Bluetooth de manera estática y constreñida a un espacio concreto.

NearablesLos Nearables son pegatinas que incorporan un acelerómetro, un sensor de temperatura y un sensor de movimiento, por lo que se pueden incorporar de manera dinámica a cualquier objeto y lugar. Lo que caracteriza a los Nearables, frente a los wearables, es que hacen uso de los dispositivos inteligentes que ya tenemos en nuestros bolsillos, para permitirnos interactuar tecnológicamente con elementos de nuestra cotidianidad que, por sí mismos, no son susceptibles de ello.

Según Estimote, no hay límites para la utilidad que le podemos dar a estas pegatinas, aunque a la larga dependerá de la cantidad y la calidad de las aplicaciones para smartphones que se desarrollen haciendo uso de esta tecnología.

Si echamos un vistazo a este video explicativo sobre Nearables nos podemos hacer una idea de la multitud de posibles aplicaciones que la empresa ha previsto para ellos. Por ejemplo, si hacemos deporte, podríamos pegar uno a nuestra bicicleta o zapatillas, y con ello tener información del recorrido efectuado, del ritmo y del tiempo que hemos empleado en cada entrenamiento.

Si tenemos un comercio, el hecho de pegar un Nearable a un determinado producto nos da la posibilidad de conocer la información relativa al número de clientes que han interactuado con el producto y si éste ha sido movido. También, si lo aplicamos a nuestras posesiones personales (bolsos, ordenadores, coches, etc.) podremos conocer la posición de las mismas o si alguien intenta robarlas. Algo que también puede aplicarse a mascotas o personas que deban ser monitorizadas.

De momento, al tratarse de una nueva tecnología hay muchas cuestiones que deben ser pulidas aún. Por ejemplo, según asegura Xataka, la batería no es intercambiable y dura aproximadamente 1 año, también el precio debe revisarse de manera consecuente a una política comercial sensata, ya que de momento el paquete de 10 pegatinas se vende por 99 dólares y está disponible sólo para desarrolladores.

NearablesPero aun con todo esto, es fácil ver que esta tecnología puede ser el escalón natural, que necesita el mercado, entre el punto en el que nos encontramos actualmente y el futuro en el que los Wearables estén completamente integrados en nuestra vida. Esta tecnología representa nuevos desafíos y abre las puertas a una industria basada en el desarrollo de vías de interacción con objetos inanimados que de otro modo nunca podrían formar parte del mundo 2.0 al que vivimos conectados.

Esquimote y su tecnología deberán superar el poderío de las grandes marcas de tecnología y las implicaciones comerciales y de marketing que éstas pueden ejercer sobre el consumidor, para conseguir que los Nearables sean una alternativa válida a las propuestas actuales del mercado y que sean percibidos más como una oportunidad de potenciar las prestaciones de cada dispositivo, en lugar de una amenaza.

Los Nearables son, en definitiva, una tecnologia de proximidad que puede abrir nuevas oportunidades para el retail tradicional…

David Guerrero López

Si quieres conectar con David en Linkedin, puedes hacerlo pulsando aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *