¿Qué competencias necesitan los emprendedores del siglo XXI?

Competencias y emprendedoresMucho se habla y escribe últimamente sobre cuáles son las habilidades necesarias que deben tener los emprendedores y en especial, los denominados emprendedores digitales o emprendedores 2.0.

El mercado ha cambiado considerablemente en la última década empujado sobre todo, por la redes de comunicación e información y por el cambio en la forma de consumir y competir. Hoy hablamos de… competencias y emprendedores.

Los cambios requieren de emprendedores, empresarios y profesionales adaptados a las nuevas circunstancias. Personas que sepan provocar y manejar el cambio, con perseverancia y con actitud para superar los obstáculos que supone lanzar algo nuevo al mercado.

¿Cuáles son las competencias esenciales en los emprendedores?

El punto de partida es la visión. La visión trata de definir dónde quiere llegar nuestra organización en un tiempo concreto.

En 1913, el Congreso Americano de Carreteras afirmó: “es un sueño inútil imaginarnos que los automóviles tomarán el lugar de los trenes en el transporte de los pasajeros”.

¿Qué efecto provocaría esta frase en la incipiente industria del automóvil?

Además de las resistencias institucionales, la visión de los proyectos emprendedores también se ve influida por la percepción de sus directivos (fundadores).

Competencias y EmprendedoresHoy en día es fundamental conocer cuáles son las tendencias más importantes que imperan en el mercado, cómo cambian los hábitos de consumo o qué tecnologías de otros sectores pueden entran a competir en el nuestro.

Por eso, una competencia esencial para los emprendedores es la capacidad de análisis (y diagnóstico) del entorno. Implica tomar decisiones basadas en información medible y posibilitar que su proyecto pueda cambiar (hoy a este cambio se le llama “pivotar”) si varían las condiciones del mercado.

Thomas J. Watson, Presidente de IBM dijo en 1943: “creo que el mercado potencial para computadoras es de cinco en todo el mundo”

¿Creer y conocer son sinónimos?

Es frecuente comprobar en algunas personas la miopía de “lo que yo creo”. Si los emprendedores no testan adecuadamente su mercado potencial, podrían desaprovechar oportunidades de negocio e influir directamente sobre la actitud innovadora que un emprendedor debe mantener en todo momento.

Esta actitud incide directamente en la posibilidad de desarrollar nuevos productos. Este desarrollo tiene un componente técnico pero ha de estar sustentado en solucionar problemas reales de mercado.

El Fundador de la Warner Bros Studio, Harry Warner se preguntaba en 1927: “¿quién diablos quiere que los actores hablen?”

En este caso, era la oferta la que tuvo que adaptarse a las exigencias del mercado. La actitud innovadora debe asentarse en el potencial creativo para mejorar productos (y servicios) o procesos. En realidad, ambos mejoran los “cómo” de los consumidores y usuarios. La creatividad aplicada a resultados concretos es otra de las competencias esenciales de los emprendedores.

¿Cómo podemos potenciar la creatividad?

Henry Ford, una de las personas más influyentes en el terreno empresarial y cuyas frases aparecen repetidas en conferencias y seminarios dijo: “¿Por qué cada vez que pido unas manos, me traen un cerebro?”.

Aunque son muchas las variables que influyen en el proceso creativo, los emprendedores deben tener en cuenta dos: el diseño de su organización y la autonomía en la toma de decisiones.

Emprendedores y competenciasLos emprendedores deben diseñar puestos de trabajo basados en responsabilidades y resultados. Esto implica que los colaboradores sean medidos por lo que consiguen y no por lo que hacen. De esta forma, tendrán más poder de decisión sobre como afrontar problemas ante clientes o pensar en nuevos productos o funcionalidades.

Igualmente los canales de comunicación deben ser siempre horizontales (comisiones o grupos de trabajo “entre iguales”) y no tan jerárquicos (verticales) como lo eran en las estructuras del siglo pasado en las que siempre hay más “jefes que indios”.

Hoy, los clientes y los colaboradores son las dos fuentes principales de creatividad para solucionar las situaciones problemáticas de una startup.

Estas dos situaciones potenciarán en los emprendedores un estilo de liderazgo transformador basado en el desarrollo intelectual del equipo, en potenciar su autonomía para tomar decisiones y en proponer retos continuos para estimular su creatividad en el proceso de crecimiento de la startup.

En definitiva, visión, actitud innovadora, gestión del proceso creativo y liderazgo transformador son las competencias esenciales que los emprendedores deben desarrollar para convertirse en empresarios del siglo XXI.

Un importante reto, además, para las organizaciones dedicadas a la educación puesto que implica rediseñar concienzudamente el sistema actual formativo y de aprendizaje…

Pablo Blasco Bocigas @Pablo_BlascoB

emprendeconrecursos.com

Un pensamiento en “¿Qué competencias necesitan los emprendedores del siglo XXI?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *