¿En qué hemos cambiado los consumidores del siglo XXI?

El consumidor del siglo XXIEs cada vez más común comprobar como los nuevos negocios se sustentan en modelos que no buscan una estrategia indiferenciada en el mercado y que tratan de ajustarse a las nuevas conductas marcadas por el connsumidor del siglo XXI.

Las nuevas tecnologías de comunicación e información nos permiten estar conectados a cualquier hora, en cualquier lugar y desde cualquier dispositivo. Este hecho ha modificado los roles tradicionales que empleaban los emprendedores para configurar sus negocios.

Hoy hablamos de… nuevos grupos de consumidores.

 ¿Tiene algo que decir el consumidor en el siglo XXI?

La lejanía que, durante muchos años, han sentido los consumidores de sus marcas y la idea de ir más allá de la mera transacción comercial, ha provocado cierto cambio en la relación entre consumidores y empresas.

Las nuevas posibilidades que proporciona Internet, las recomendaciones de otros usuarios o la motivación de participar en el diseño de un nuevo producto, nos permite plantear dos nuevos tipos de consumidores: prosumers y presumers.

1- Prosumers: es el consumidor productor-consumidor. Un nuevo target en el que los usuarios dejan de ser pasivos y agrega valor en el negocio..

El consumidor del siglo XXI: ProsumersEs un nuevo consumidor capaz de generar contenido, opiniones y comentarios sobre los productos o servicios de una empresa y que son compartidos por una comunidad con gustos en común. Gracias a la interactividad, estos nuevos usuarios se convierten en poderosos líderes de opinión cuyas ideas pueden favorecer o dañar la imagen de una marca.

Hoy visitamos las redes sociales, foros y consultamos cualquier tipo de información que nos ayude a decidir antes de adquirir un producto. Es aquí donde apreciamos el poder del prosumer, pues los usuarios aceptamos de mejor grado los consejos y opiniones de alguien de la comunidad antes que la visión de la empresa.

2- Presumers: el consumidor participa en el diseño del producto o servicio que va a consumir. Muy recomendable para modelos de negocio que potencien las experiencias “no prefabricadas” de usuarios.

El consumidor del siglo XXI: PresumersEs habitual que los presumers se reúnan en torno a los prelanzamientos de productos y servicios que adoran. El objetivo: ayudar a que un producto se convierta en realidad proporcionando financiación, comentarios y apoyo, ellos serán los primeros en tenerlo cuando finalmente llegue al mercado.

Cuando conectan con este producto o servicio a punto de ser lanzado lo apoyan hasta el final. Crean la historia para contar, twittear, publicar y compartir de cualquier otra manera. De esta forma, sitúa a este tipo de consumidores un paso por delante.

La consecuencia más inmediata: aparecen nuevos grupos o nichos en el mercado. Definidos más por cómo se comportan que por lo que tienen, por como se relacionan más que por cuánto tienen.

Además de estos nuevos perfiles, es muy importante que los emprendedores los tomen en cuenta si sus modelos giran en torno a la creación de comunidades (más que redes) por tanto con rasgos diferentes a los empleados en la segmentación tradicional en marketing…

¿Quiénes son los nuevos perfiles?

1- Knowmads: nuevo perfil social que se define por ser un nómada del conocimiento.

El consumidor del siglo XXI: KnowmadsSe caracteriza por ser innovador, imaginativo, creativo, capaz de trabajar en colaboración con casi cualquier persona, en cualquier momento y lugar. Esta flexibilidad le permite adaptarse al entorno y se nutre de su conocimiento y creatividad. Su relación con otra persona le enriquece, porque le genera nuevos puntos de vista.

Peter Drucker afirmó que “lo que motiva a trabajadores del conocimiento es lo mismo que motiva a voluntarios… necesitan, sobre todo, retos”.

2- Millenials: son aquellas personas nacidas entre 1981 y 1995 (aproximadamente) que todas en conjunto, tienen unas características propias, es decir, tiene una personalidad.

El consumidor del siglo XXI: MillenialsSus edades van entre 15 y 29 años. Puede considerarse la primera juventud “global”, la generación de jóvenes más grande en números absolutos con una perspectiva planetaria. En términos cuantitativos, hay en torno a 1.700 millones en todo el mundo. Sus características: pluralidad, pragmatismo, no utópicos, con pensamiento no lineal, determinados por la interconectividad y lo que más les define es el desarrollo de tareas colaborativas, el open source y el crowdsourcing.

3- Midlifers: Personas de 50 años o más que no tienen problemas con el entorno digital y con capacidad económica para consumir contenidos y productos digitales.

El consumidor del siglo XXI: MidlifersSe les da bien usar las nuevas tecnologías, hasta el punto que no necesitan consultar o pedir ayuda a sus hijos. Su autonomía es tan alta que se consideran amantes de la tecnología, actualizados y muy seguros con los nuevos medios.

Son conscientes del valor que aporta la tecnología a su vida y son usuarios habituales. Para ellos la red es un instrumento fundamental para estar informado, divertirse y estar en contacto con los suyos. Y el e-commerce también se va imponiendo entre ellos de forma significativa. Muchos realizan las compras por internet de forma habitual. Lo que valoran para ser felices: salud, relaciones de pareja y familia.

4- PANKs: acrónimo de Professional Aunt No Kids. Mujeres profesionales sin niños pero con sobrinos. En USA se calcula que este colectivo gastó 9000 millones de $ en viajes el año pasado.

El consumidor del siglo XXI: PankUn nicho valioso para el turismo y el ecommerce. Constituyen el nuevo target al que van dirigido el consumo de productos para niños: ropa, juguetes, parques de diversiones, restaurantes y hasta vacaciones. Al parecer, cuidar a los sobrinos no sólo puede hacerles felices sino que gastan más. Comparten un interés sincero en la crianza de los niños, y actúan como sustitutos de los padres con el pleno conocimiento y el estímulo que ellos les darían.

 ¿Qué pueden hacer las empresas y los emprendedores?

Los nuevos segmentos requieren que las empresas y los emprendedores encuentren sus propuestas de valor para solucionar problemas que van a tener este tipo de segmentos en cuanto a creatividad, ahorro de tiempo, conocimiento compartido, etc.

Conviene que en la segmentación incluyamos una variable que describa:

  • cómo el usuario va a consumir nuestro producto
  • cómo el consumidor de relaciona con la tecnología e internet,
  • cómo desea relacionarse con otro usuarios, en qué momentos y con qué dispositivo

En definitiva, un nuevo paradigma en el que los nuevos modelos de negocio tienen mucho que decir. Si queremos generar una propuesta de valor, primero veamos qué mueve a este tipo de comunidades y colectivos para anticipar necesidades que puedan tener en los próximos años… Hoy,la existencia de este tipo de grupos permite a los emprendedores realizar microsegmentaciones para comprobar si la necesidad que trata de resolver puede ser viable y escalable a largo plazo.

Pablo Blasco Bocigas @Pablo_BlascoB

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *